Evangelios Gnósticos

Evangelios Gnósticos
Evangelios Gnósticos
En diciembre del año 1945, un campesino árabe descubrió por casualidad cerca del poblado de Nag Hammmadi, en el Alto Egipto, trece pairos, encuadernados en cuero y enterrados dentro de una vasija de greda, que contenían cincuenta y dos textos y entre ellos estaban los llamados Evangelios Gnósticos, que formaban parte de la biblioteca que tuvo que ser ocultada por los monjes del cercano monasterio de San Pacomio cundo la posesión de estos escritos fue perseguida y declarada por decreto como herejía por el obispo Atanasios de Alejandría en el año 367 de. De C. La Gnosis (conocimiento), recoge el esoterismo (lo que no está a la vista) de las enseñanzas de Jesús y es a través de la iniciación por la que se va transmitiendo el conocimiento a los adeptos o estudiantes según estos están preparados para recibirlas. La Gnosis no era un conocimiento racional o teórico, era más bien un conocimiento basado en la observación y en la experiencia, un conocimiento que señala el camino de la intuición como herramienta para conocerse a uno mismo. Así el camino del conocimiento que nos marca Jesús es el camino del conocimiento de uno mismo y a partir de conocernos a nosotros mismos poder entender al mundo.
En diciembre del año 1945, un campesino árabe descubrió por casualidad cerca del poblado de Nag Hammmadi, en el Alto Egipto, trece pairos, encuadernados en cuero y enterrados dentro de una vasija de greda, que contenían cincuenta y dos textos y entre ellos estaban los llamados Evangelios Gnósticos, que formaban parte de la biblioteca que tuvo que ser ocultada por los monjes del cercano monasterio de San Pacomio cundo la posesión de estos escritos fue perseguida y declarada por decreto como herejía por el obispo Atanasios de Alejandría en el año 367 de. De C. La Gnosis (conocimiento), recoge el esoterismo (lo que no está a la vista) de las enseñanzas de Jesús y es a través de la iniciación por la que se va transmitiendo el conocimiento a los adeptos o estudiantes según estos están preparados para recibirlas. La Gnosis no era un conocimiento racional o teórico, era más bien un conocimiento basado en la observación y en la experiencia, un conocimiento que señala el camino de la intuición como herramienta para conocerse a uno mismo. Así el camino del conocimiento que nos marca Jesús es el camino del conocimiento de uno mismo y a partir de conocernos a nosotros mismos poder entender al mundo.

7.90€ 7.50€

Disponible bajo pedido
Consultar
EAN:
9788485895588
Edición:
2012
Idioma:
Español
Editorial:
Nº Páginas:
127
Materia(s):