Hijo del Buzo, El

Hijo del Buzo, El
Hijo del Buzo, El
Ernesto y su padre llegan a un pueblo costero dedicado a las conservas de pescado. Un día, el padre de Ernesto, que es buzo, desaparece mientras trabaja. Los nuevos amigos del protagonista comienzan a buscarlo y terminarán descubriendo cómo unos científicos sin escrúpulos idean prácticas para elevar la producción de conservas.

Con algunos toques de humor, un buen ritmo narrativo que combina dos narradores que el lector distinguirá por el tipo de letra: el protagonista Ernesto y un narrador omnisciente. Con unas descripciones detalladas y algunas intrigas que se van entrelazando, el autor consigue atraparnos en este misterio hasta el final.

La acción transcurre en Villagracia del Mar, un pueblo de costa aparentemente tranquilo, donde el olor a anchoa embriaga al protagonista de la novela: Ernesto Vivas, un chico de primero de E.S.O que lleva una vida peculiar. Ernesto vive con su padre en el Borrasca, una pequeña embarcación desde donde realiza su trabajo: es buzo. Su madre los abandonó para irse a vivir con un pirata moderno y los visita de vez en cuando, así que Ernesto se ve obligado a estudiar en diferentes colegios.

En Villagracia asiste al Instituto Nelson, donde conocerá a los diferentes grupos sociales que conviven en el pueblo y se verá implicado en un misterio que se esconde en la fábrica “Anchoas y Boquerones Villagracia”.

Con algunos toques de humor puestos en boca de Ernesto y en sus pensamientos, un buen ritmo narrativo, unas descripciones detalladas y algunas intrigas que se van entrelazando, Fernando Lalana consigue atraparnos en este misterio hasta el final.
Ernesto y su padre llegan a un pueblo costero dedicado a las conservas de pescado. Un día, el padre de Ernesto, que es buzo, desaparece mientras trabaja. Los nuevos amigos del protagonista comienzan a buscarlo y terminarán descubriendo cómo unos científicos sin escrúpulos idean prácticas para elevar la producción de conservas.

Con algunos toques de humor, un buen ritmo narrativo que combina dos narradores que el lector distinguirá por el tipo de letra: el protagonista Ernesto y un narrador omnisciente. Con unas descripciones detalladas y algunas intrigas que se van entrelazando, el autor consigue atraparnos en este misterio hasta el final.

La acción transcurre en Villagracia del Mar, un pueblo de costa aparentemente tranquilo, donde el olor a anchoa embriaga al protagonista de la novela: Ernesto Vivas, un chico de primero de E.S.O que lleva una vida peculiar. Ernesto vive con su padre en el Borrasca, una pequeña embarcación desde donde realiza su trabajo: es buzo. Su madre los abandonó para irse a vivir con un pirata moderno y los visita de vez en cuando, así que Ernesto se ve obligado a estudiar en diferentes colegios.

En Villagracia asiste al Instituto Nelson, donde conocerá a los diferentes grupos sociales que conviven en el pueblo y se verá implicado en un misterio que se esconde en la fábrica “Anchoas y Boquerones Villagracia”.

Con algunos toques de humor puestos en boca de Ernesto y en sus pensamientos, un buen ritmo narrativo, unas descripciones detalladas y algunas intrigas que se van entrelazando, Fernando Lalana consigue atraparnos en este misterio hasta el final.

11.00€ 10.45€

Disponible
Añadir a la cesta
EAN:
9788479422684
Edición:
2008
Idioma:
Español
Editorial:
Nº Páginas:
197
Materia(s):